Imprimir 

Principales Datos a 31-03-2016

 

 

Ayudas concedidas (datos acumulados desde el inicio): 17

Ayudas vivas: 10

Importe ayudas concedidas (datos acumulados desde el inicio): 18.922,19 €

Importe ayudas devueltas (datos acumulados desde el inicio): 10.459,80 €

Importe medio ayudas (datos acumulados desde el inicio) 1.113,07 €

Riesgo vivo: 8.462,49 €

 

 

 

 


 

REFLEXIÓN DE LALY SERRANO, PRESIDENTA DE FIDES BANCA ÉTICA

 

Laly Serrano en la entrega de los premios grada 2016Con los datos anteriores, hemos intentado resumir nuestra actividad desde que nació FIDES en mayo de 2103. Sin embargo, pensamos que el mayor logro de nuestra asociación, y de todas las que trabajan en finanzas alternativas, es que conseguimos que nuestros ahorros se transformen en entusiasmo y esperanza. Esperanza para todos los que reciben nuestra ayuda. Pero también para todos nuestros socios y donantes, porque vemos en la práctica que una economía fraterna es posible, segura y hasta rentable, si consideramos el interés social y la felicidad personal que nos reporta.

 

 

Depositar parte de nuestros ahorros en este proyecto nos ha generado a muchos una sobredosis de ilusión, nos ha puesto en contacto con otra realidad posible, pero sobre todo nos ha regalado amigos fuera de lo común, que nos acompañan y alientan en esta tarea, tan difícil a veces, de conseguir una vida con sentido, amigos con los que, en estos años de andadura, hemos pasado y continuamos pasando momentos impagables. ¿Qué mayor rentabilidad se le puede pedir a nuestro dinero?.

 

Es cierto que somos pequeños, pero somos muchos, cada vez más. Y aunque aún seamos poco visibles, pensamos que el cambio es imparable y por eso vamos a seguir juntos, disfrutando del camino.

 

Porque, perdonadme que insista, realmente es un regalo caminar al lado de gente que se compromete, que trabaja, que se ilusiona y que cree firmemente en un nuevo paradigma. Cada uno desde su lugar en el mundo, pero todos con el mismo sueño de fondo: una nueva sociedad que ponga en el centro la dignidad de las personas y el interés colectivo, frente a otra que pone en el centro el dinero y el interés particular, una sociedad que pretenda el progreso conjunto, integral y sostenible, y no el mayor beneficio económico a corto plazo. Nosotros creemos que es posible, y que sólo el camino y la compañía ya merecen la pena.

 

Acabo con la descripción que nuestro querido Jaime Peñaranda hizo de nuestro proyecto con su entrañable e inconfundible estilo:

 

“La banca ética está pensada para personas de buena voluntad, cuyo aval es la confianza en la honradez que anida en las mayorías sencillas y silenciosas, con aportaciones pequeñas para que no existan prepotentes propietarios que impongan sus criterios. Se presta ese “capitalito” a personas a las que se les está negando el crédito tradicional del sistema financiero, para salir del apuro en un momento malo, o para terminar de apoyar un pequeño negocio familiar. Se escucha fraternalmente a los que lo solicitan, se busca entre todos  una financiación. Se comprometen a devolverlo cuando vayan pudiendo para que vuelva a haber para otros en circunstancias similares. Brota el agradecimiento, el conocimiento mutuo. Con el dinero depositado, que a lo peor estaba inerte en un baúl, se va entrelazando una red familiar. Hay satisfacción y alegría porque se tiene entre manos la satisfacción de sacar adelante proyectos llenos de ilusión, que dignifican al que arriesgó.


Por fin se inventa algo que tiene rentabilidad en humanismo. Despierta una cultura de la ternura, de la cercanía, de la escucha, de la compasión, de la ¡VIDA!. Muchos pocos que van llegando a muchos. Algo tan sencillo que huele a FRATERNIDAD.”

 

Pues sigamos trabajando para que así sea.